17 de enero de 2008

Mi primer día con Omar y Navidad


Navidad hace piruetas en la media sombra que está sobre mi cabeza.

Recién saltó y derramó el vaso con gaseosa que tenía sobre la mesa.

Tiene apenas un año y toda la gracia de los mininos. Está enloquecida con un trocito de papel que le dí para jugar. Es preciosa.

Omar observa desde su rincón, si bien vino a saludarme cuando llegué y vino en seguida cuando lo llamé a comer, esa fue toda su interacción conmigo. Pero me mira.

Él sabe que sus "papás" se fueron, él tiene tres años. Él sabe.

Navidad sigue haciendo piruetas, una más graciosa que la otra, por fin se acomoda sobre la media sombra como si fuera una hamaca paraguaya, se enrrolla y duerme.

Me gusta estar acá. Estoy en una terracita, si no fuera por las piruetas de Navidad estaría tomando mi H2O...pero igualmente es muy placentero.

Estuve reordenando todas mis tareas, imprimiendo material atrasado y voy a aprovechar estos días acá para hacer todas las tareas pendientes y leer y estudiar un poco.

Andrea y Andrés se fueron hoy a la mañana, van a Bolivia.

Me dejaron la heladera llena, son un amor los dos. Andrea hasta me hizo un planito dibujado en una hoja de cuaderno enseñando donde queda la carnicería, panadería buena (porque hay otra cerca pero es mala) video club, farmacia, subte, etc, etc.

Me causó mucha gracia y ternura, porque conozco bastante el barrio.

Tengo muchos libros interesantes para leer y lo más importante total libertad y privacidad!

Me gusta.

2 comentarios:

Pannonica dijo...

Hooola Bonita!!!
Que lindo blog!!!!
Lo voy a incluir en mi bloglist. Te vi en ciega a citas, que morrtal la historia, no?
Besito!
GUada

fuegobajoelcaldero.blogspot.com

Ayoween dijo...

hola Guada! gracias por pasar!
Y sí, la historia me tiene enganchada, está buenísimo, no?
Nos queda pendiente una salida, cheeee...
Un abrazo