14 de febrero de 2008

San Valentín, el día de los Empalagosos




No los harta el tema del amor y el romance?
A mí me parece que está sobrevaluada esa idea. Digo, es lindo querer a alguien, que te quiera, compartir la vida con alguien, sí, claro.
Pero esa cosa empalagosa, pegajosa, inmunda del osito con corazoncitos hasta en el orto, todo en forma de corazones, los sobrenombres pelotudos...ufff!!
Se ve que hay gente que eso lo considera romanticismo, yo no sé...
Bueno, si tenés 14 años, está perfecto. Digamos como tope, hasta los 18 años.
Si ya podés votar, podés prescindir de los corazoncitos y los ositos de peluche.
Odio los peluches. Aunque ahora hay unas cosas realmente lindas, hechas en otro material, con linda terminación, animalitos realmente simpáticos. Pero bueno, los miro diez minutos y ya está.
Dejate de joder!
Me tiene dando vueltas esta idea, sobre todo al leer a tanta gente de treintaypico totalmente conflictuada por sus deseos de tener una pareja, afligida por la "soledad".
Y me puse a pensar y cómo conviene tener gente tan insatisfecha, no?
No a nosotros, por su puesto, pero alguien eternamente insatisfecho consume más.
Trata desesperadamente de llenar ese vacío con algo.
Y creo que de alguna manera, esa pareja que tanto se ansía, es un utilitario más.
Y que como todo lo que compramos y consumimos, nos entretiene un rato, nos completa un rato y después, pufff se desarma, dando lugar a una insatisfacción mayor...y así en forma contínua.
Yo hace rato que no estoy en pareja. Hace años que no estoy en una pareja en serio, comprometida y enamorada. Los recuerdos que tengo de eso, son maravillosos, también porque pasaron hace mucho tiempo y elegí quedarme con los recuerdos buenos.
Los demás intentos que hubo fueron desastrosos, una pavada, una mentira. Una sucesión de proyecciones sobre el otro.


Proyectar encima de la otra persona nuestras fantasías eróticas, nuestras fantasías románticas, nuestras pesadillas...todo, como si en lugar de ser un ser humano, hombre/mujer, fuera una simple pantalla blanca de cine.
Y de eso nos enganchamos, con eso nos peleamos, discutimos, nos reconciliamos e hicimos el amor, con una pantalla de cine en la que proyectamos las pelotudeces que habitan en nuestra mente y los anhelos (insatisfechos, por su puesto) de todo nuestro ser.
Una cagada, no me digan que no.
El Amor no es eso.
Para mí el Amor es algo tan maravilloso que no se da siempre.
Es algo mágico, milagroso! Y eso no se da siempre.
No está nada mal esperarlo o pretenderlo, pero dejemonos de joder con andar reduciendolo a una relación.
Podemos tener miles de relaciones en nuestra vida y me parece genial para el que tenga la paciencia de bancarse al otro sin amarlo.
Pero eso no es Amor, es un acuerdo entre dos partes insatisfechas.
Que está fantástico, siempre y cuando, se miren a la cara sonriendo y con ternura, sabiendo que son su consolador momentáneo, un "algo más" para no estar angustiadamente solos.
Alguien a quien culpar por nuestra propia insatisfacción, por nuestra incapacidad de amarnos y darnos lo mejor, de estar de nuestro lado, de apoyarnos, de alentarnos.
Todo lo que no podemos hacer por nosotros mismos se lo podemos chantar a un otro tan salame como nosotros, como para poder creerse semejante manejo: "lo que pasa es que vos no me valorás" "lo que pasa es que vos no me cuidás"...
Terrible, me parece terrible.
Mientras tanto yo disfruto mi soltería con ganas. Me encanta estar conmigo, me estoy llevando cada vez mejor!
Y en eso me dí cuenta de esa trillada frase de quererse a una misma.
Y juro que recién ahora la entiendo de verdad.
Es como ponerse de novia con una misma, es como ser tu mejor amiga, es cuidarte como cuidarías a un hijo tuyo. Darte lo mejor, escucharte cuando estás mal, estar de tu lado, darte aliento en los momentos malos, no a través de la negación y el escape. No.
Como lo harías con alguien a quien querés mucho, estando ahí solo por amor, por cariño, por afecto.
Y ahí entendí. Y sonreí. Una sonrisa amplia, casi risa.
Y me sentí bien, muy bien.
Y me invité a tomar una cervecita en la terraza mientras escribía.
Ay, soy divina, me encanto, jeje.

7 comentarios:

Erika dijo...

es una linda etapa esta de enamorarse de una misma, hay q disfrutarla. Salud por esa cerveza en la terraza

Max Dicásolo. dijo...

Y un poco cansa, es verdad.

Anónimo dijo...

Es evidente la envidia que refleja este relato. Solo puede decir algo asi quien no esta enamorado!! Y quien por otra parte tiene mucha ganas de estarlo y no sabe como, o no tiene con quien!! Yo agradezco estarlo, y empalagosearme todo con mi bichito ... Igual te bendigo y te deseo que vos estes en este estado tambien muy pronto. Besos. Guillermo

Ayoween dijo...

Ja ja...interpretaciones.
No siento ni envidia ni nada por el estilo, Guillermo.
Vos estás "empalagoseado todo con tu bichito"
Yo antes de estar así con alguien prefiero otro tipo de vínculo, solo eso.
Y mientras descubrir y disfrutar la soltería, la soledad y a mí misma.
Elecciones que una hace.

G.Y.T dijo...

Ayoween: Hay que explicarle a este Guillermo que estar bien con uno mismo y "empalagosearse todo con su bichito" (SU BICHITO!!!!) Son cosas diferentes.
No puedo sacarme de la cabeza la imagen de Guillermo empalagoseado con SU BICHITO, o sea puro onanismo.
Yo no te deseo ese estado, querida Ayoween, seguí disfrutando tu soltería y tu belleza.
Un abrazo

Ayoween dijo...

Ja ja...GyT: yo pensé lo mismo al leerlo, pero no dije nada porque me iba a acusar de envidiarle el bichito también.
Es llamativo y es gracioso.
Para que quede claro, no envidio una relación pegajosa ni envidio tener un pene...
...aunque me permito admirarlos por un rato, je.

Gabyta dijo...

El empalague hace mal, es insano, hace doler la cabeza...